Minga y la Región
Publicado el Martes, 04 Diciembre 2007 - Escrito por Minga

Colombia es un  país de regiones y amplias fronteras. Sin embargo, desde la época de la colonia las élites gobernantes han centrado sus intereses y las decisiones políticas en el centro del país, excluyendo y marginando el resto del territorio de la posibilidad del desarrollo y la integración. En consecuencia Colombia se construyó con visión centralista donde las regiones fueron desconocidas y la presencia del Estado ha sido precaria y nula en la mayoría de ellas: siendo la Fuerza Pública prácticamente la institución del Estado con presencia en esos territorios. En consecuencia la inequidad entre el centro del país y las regiones es manifiesta y la dependencia de éstas, perversa.

En el pasado los gobernantes nacionales despreciaron los llamados territorios nacionales y las fronteras por considerarlas lejanas y habitadas por indios, negros y campesinos colonos; sin embargo hoy, dada la biodiversidad y recursos naturales propios de dichos territorios, son vistas como zonas estratégicas para la explotación, la economía extractiva y entrega a las multinacionales. Ahora bien, gran parte de sus comunidades están compuestas por pobladores desplazados de violencias anteriores, y hoy son obstáculo para los intereses del gran capital, por tanto MINGA considera que proteger estas comunidades y la riqueza natural de nuestro país, es un compromiso ético y político impostergable.

Construir el Estado - Nación que necesitamos, pasa por romper esa dinámica y hacer de todas las regiones unas instituciones sólidas económica, política, social y culturalmente. Territorios donde la construcción de la política sea con y desde la participación de todos los sectores sociales y sus organizaciones (indígenas, negritudes, mujeres, campesinos, entre muchos).

La edificación de regiones fuertes e integradas con un enfoque de país, se convierte en una apuesta estratégica para quienes acompañamos procesos y movimientos sociales con vocación de poder y con la perspectiva de una Colombia Democrática.

Criterios de Acompañamiento

-Reconocimiento de la diversidad regional, cultural y humana que integra la nación colombiana, y de sus procesos sociales históricos.

-Asumimos las comunidades como principales protagonistas de su desarrollo y del ejercicio de sus derechos.

-Nuestro trabajo comunitario lo hacemos desde una apuesta estratégica, lo que permite darle equilibrio y coherencia a las alianzas que establecemos.

-El acompañamiento pasa entonces por la concertación con las organizaciones sociales sobre los enfoques y las actividades a desarrollar conjuntamente.

-La construcción de auntonomía de los procesos sociales para la proyección y gestión de sus propias alternativas es nuestra meta estratégica.

-El acompañamiento lo hacemos desde la articulación de la visión-misión, los objetivos, las estrategias y los espacios de trabajo de MINGA.

Regiones de Trabajo:

ARAUCA

Esta región hizo parte de los llamados "territorios nacionales" por considerarlos zona sin estructura institucional, por lo tanto sin atención social. Eso indica que fue un territorio en donde el Estado sólo se hizo presente a partir de 1982, cuando se descubre el mayor yacimiento de petróleo del país en ese momento, explotado pon una empresa transnacional. Luego la Constitución de 1991 lo volvió departamento. Desde entonces, la región sufre un proceso de militarización muy agresivo con los derechos de la población. Inicialmente el Gobierno despliega un gran dispositivo militar para darle seguridad a la inversión extranjera y luego aparecen otros actores armados, como la insurgencia en los 80's y a finales de los 90's los paramilitares. La Seguridad Democrática ha sido aplicada en todo su rigor en esta región. Primero fue declarada una zona de excepción (estado de sitio regional); después empezó a concentrar unidades y operaciones militares - incluidas las fumigaciones aéreas-; y ha sido el departamento que más detenciones masivas ha registrado.

CATATUMBO

La región del Catatumbo es una de las regiones con mayores niverles de NBI, por encima del promedio nacional. La intervención de la explotación petrolera desde los años 50's no generó desarrollo social, por el contrario, exacerbó los conflictos en la región. En los años 80's y mediados de los 90's, los movimientos sociales del Catatumbo alcanzan desarrollos importantes que se expresaron en: asociaciones de las juntas comunales, redes de cooperativas, festivales culturales regionales, redes de derechos humanos y administración de las instituciones locales. Este proceso social empezó a disputarle los poderes absolutos a los políticos tradicionales y a las empresas con intereses en los recursos de la región. De esta disputa se desprende una alta movilización social, la militarización de la región, el incremento de las acciones de la insurgencia y, en el período 1999-2005, incursión violenta de los grupos paramilitares. En este periodo se producen los mayores índices de violación a los derechos humanos sobre la población (desplazamientos forzosos masivos y masacres, especialmente). Actualmente la desmovilización de los grupos paramiltares ha distensionado la región, -aunque persiste la amenaza de la guerra sucia- abriendo mayores posibilidades a las expresiones sociales. Sin embargo, la Política de Seguridad Democrática del gobierno Álvaro Uribe ha generado una excesiva presencia de la Fuerza Pública (nuevas unidades militares e intensificación de las operaciones militares y de fumigación aérea), conjuntamente con acciones de detensiones masivas.

CAUCA

La composición social del Cauca es mayoritariamente indígena. Ha soportado históricamente la intervención económica y militar de sus culturas y territorios, hasta 1991 cuando la nueva constitución reconoce sus derechos como pueblos ancestrales. Estas comunidades lideraron la aplicación de esos derechos y generaron movilizaciones importantes, junto con los demás sectores sociales del Cauca, cuyos acuerdos fueron sistemáticamente incumplidos por parte del gobierno nacional. El desarrollo del movimiento social del Cauca, expresado en sus múltiples formas de articulación regional, condujo a que sus líderes y sus propuestas alternativas de paz y desarrollo alcanzaran la administración del gobierno departamental. Los gobiernos le han dado hasta el presente un tratamiento militar a estas protestas sociales, justificado en el señalamiento de una supuesta infiltración guerrillera. El incremento del conflicto armado en la región con la aparición de la insurgencia y los grupos paramilitares, la aplicación de la Seguridad Democrática (militarización, detenciones masivas y judicialización de líderes sociales) y las fumigaciones aéreas, han producido grandes impactos en la violación del DIH y los derechos humanos de estas poblaciones.

NARIÑO

 Pese al histórico abandono estatal estas subregiones están atravesadas por intereses geoestratégicos de orden económico, sociopolítico, cultural y militar. Su creciente organización política y social la ha convertido en los últimos cuatro años en una zona de interés para todos los grupos armados en confrontación. Cuenta con reservas hídricas y forestales importantes, la comunicación del piedemonte costero con el mar por medio de cuencas y las reservas auríferas se han convertido en recursos que financian la economía de la guerra. Estas subregiones han sido escenario de luchas sociales por la titulación colectiva de la tierra, la constitución, ampliación y saneamiento de resguardos indígenas. Actualmente el Estatuto de Desarrollo Rural, la nueva ley de ordenamiento territorial, la ley de páramos y la interrupción del proceso de titulación colectiva, ponen en riesgo al pueblo indígena Awa frente a los intereses de los grandes proyectos a realizarse en la región como parte de los planes del IIRSA y empresas multinacionales. El alto potencial agrícola del departamento ha convertido a Nariño en una zona estratégica para proyectos agroindustriales que se proyectan hacia el mercado de los agrocombustibles bajo modelos de uso y tenencia del suelo que desconocen usos y costumbres, derechos y procesos de pueblos y organizaciones sociales en el departamento. Estos son los monocultivos de la palma de aceite, caña de azúcar y palma de chontaduro. Entre el 2004 y el 2006 pasó de 27 mil hectáreas de palma africana sembrada a 32 mil hectáreas según dstos del Gobierno Departamental. A esta situación se suma el traslado de cultivos de uso ilícito y laboratorios para el procesamiento de cocaína desde Putumayo a raíz de las fumigaciones intensivas, la expansión del radio de influencia de estructuras armadas - guerrillas y paramilitares - en alianzas múltiples con el narcotráfico y flitración en la fuerza pública, generando una crisis humanitaria que se manifiesta en desplazamientos forzados internos y transfronterizas, así como en bloqueos alimentarios y a la libre movilidad en el territorio. La ausencia de alternativas al desarrollo y a la economía  de la coca, están generando crisis alimentaria y la ausencia del Estado se manifiesta en la ausencia de políticas preventivas al desplazamiento forzado, enfocándose en la ayuda humanitaria de emergencia.

PUTUMAYO

Al igual que las regiones fronterizas de Colombia, el Putumayo se ubica por encima del promedio nacional de NBI. También ha tenido la intervención de la industria petrolera desde 1960, por parte de las empresas transnacionales, sin que ello se exprese en un desarrollo sostenible. La explotación de los recursos petroleros ha tenido un alto impacto ambiental y cultural degradando la biodiversidad y generando graves problemáticas territoriales y de descomposición social. Estas circunstancias crearon las condiciones socioeconómicas para que se constituyera en la región de mayor extensión de cultivos de uso ilícito. Por tal razón, el Plan Colombia (política antidrogas de EEUU) concentró sus operaciones militares y de aspersión aérea en este territorio, implementadas desde el 2000.   El Plan Colombia devino en una alta militarización de la frontera, conjugada con la presencia de otros actores armados como la insurgencia y los grupos paramilitares. Precisamente la grave crisis de derechos humanos presentada en la región (desplazamientos masivos y masacres) alcanzó los mayores niveles en este período.

 

Pin It
Asociación MINGA Con presencia del director, protagonista principal y equipo realizador iniciamos proyección ChamánÚltimoGuerrero https://t.co/Pbc1MsVdDe
Viernes, 18 Agosto 2017 00:11
Asociación MINGA En Conversatorio SomosPanamazonia 1ra actividad en camino al Foro Social Panamazoníco en Colombia @fsamazonico2017 https://t.co/xXFvHdM2dA
Viernes, 18 Agosto 2017 00:08
Asociación MINGA Con comité ForoSocialPanamazónico compartimos experiencias y propuestas para defensa de Amazonía @fsamazonico2017 https://t.co/BMgpnipZcy
Jueves, 17 Agosto 2017 19:26